Taller social autogestionado desde primavera del 2010. Nuestro objetivo es que el uso de la bici sea el mayor posible en Alcalá de Henares. Nos encontramos en el Café Continental, calle Empecinado nº23 (acceso por el Callejón del Vicario).

Los días que ejercemos actividad de taller actualmente son los Domingos y Lunes desde las 18 hasta las 21h (aprox).


jueves, 21 de agosto de 2014

Cuatro años de taller social

Se cumplen cuatro años en el taller social de la bicicleta, donde dos mecánicos voluntarios comenzaron esta andadura a partir de un comunicado publicado en el foromtb y que comenzó a circular por el boca a oído, una lista de correo electrónico y la antigua web de la masacrítica, expresando la ilusión de poner en funcionamiento cada vez más bicis en la ciudad de Complutum, haciendo de ello un bien común y no lucrativo.

El servicio estuvo enfocado durante los primeros meses a acometer el mantenimiento básico y la reconstrucción de bicicletas al menor coste posible, con el objetivo de destinar esos fondos a la mejora y mantenimiento del propio taller (adquisición de herramientas, cables, fundas...)

Paralelamente, el proyecto ofreció de inicio el "repáralo tu mismo con nuestro asesoramiento", filosofía de reparación DIY que fortaleció los otros dos objetivos de base: rescatar un número creciente de bicicletas caídas en el olvido, y compartir conocimientos ciclistas y mecánicos en mayor medida. Con el paso del tiempo, comienzan a sucederse los primeros talleres monográficos de bicirreparación (parcheado, frenos, cambios, centrado de ruedas...) como actividades formativas que complementan al aprendizaje emergente acontecido en la actividad cotidiana del taller.

Seis talleristas trabajando en tareas de despiece y reconstrucción de material ciclista. Foto tomada desde el almacén en una tarde del verano de 2013.

Así mismo, van surgiendo nuevas ideas para la reutilización de materiales de desecho bicicletero para la fabricación de: herramientas, poleas para pozos, protectores de cultivos, o más recientemente de iluminación, colaborando con el proyecto Alcalá SILO en la donación de materiales.

Poquito a poco se comienza a ganar más espacio en el taller, que es compartido con el personal de mantenimiento del propio café continental. El almacén va organizándose con más mobiliario y ello favorece el desarrollo cotidiano de ambas actividades. Para el primer aniversario disfrutamos de una fiesta a la que acuden más de cincuenta personas, tuvimos tarta de cumpleaños...y un@s cuant@s vecin@s que se pusieron con las manos en la grasa junto a algun@s talleristas. Sin embargo, el mejor regalo de cumpleaños fue garantizar a partir de entonces la gratuidad en cada una de las reparaciones, afortunadamente apenas se tardaron unos meses en conseguir un equipamiento básico que alcanzase un grado suficiente de autogestión material a partir de la reconstrucción, la donación y el intercambio de piezas.

En las últimas semanas de la primavera del 2011 surgen los inicios del movimiento 15M con la acampada en la cercana Capilla del Oidor. A mediados de Junio, la iniciativa del taller en la calle es llevada a la asamblea general y se organiza una primera edición para el siguiente domingo.

La respuesta ciudadana impulsa a repetir experiencia en tres ocasiones más, una de ellas con horario de mañana y tarde. Se van sumando más manos a la aventura de la bicirreparación y algunas de ellas comienzan a tomar la costumbre de mancharse de grasa en la intensa actividad semanal del verano.  

Uno de los talleres en la Capilla del Oidor durante el verano de 2011.

En Julio toma cuerpo el blog taller social de Alcalá, recogiendo las actualizaciones de stock disponible, la actividad del taller y la restauración de bicicletas clásicas entre otras secciones. Al mes siguiente recibimos la primera visita de Josetxo, quien recorrió el planeta tierra a golpe de pedal y está siempre encantado de compartir la experiencia colectiva en talleres y escuelas. Durante el verano se inaugura el Ciclotaller Recicletos y somos invitad@s a conocer el espacio. A lo largo de los siguientes meses nos acercamos a conocer otra media docena de talleres autogestionados en Madrid.

Llega el otoño y se organiza nuevamente una Alley Cat Cervantina tras unas semanas con puestas a punto de los vehículos y la puesta en común del itinerario. Así mismo, acontecen semanas de muchos quehaceres en la víspera de la que es hasta hoy día la última bicicletada anual organizada por el colectivo Iniciativa por la Bicicleta, que a partir de entonces no ha conseguido cumplimentar unos permisos legales obstaculizados desde la administración local.

Con la llegada del nuevo año contactamos con el Proyecto Recicleta del CEIP Ágora en Brunete, que imparte contenidos de formación vial, circulación básica y reparación de bicicletas, circulación vial en el colegio, y salidas a otras poblaciones cercanas. Tras tres entregas a lo largo de un año y medio se hace realidad un nuevo deseo: destinar la flotilla bicicletera infantil que se reconstruye en el taller social a una asociación local de estas características: el proyecto Pedalada a Pedalada.

En los meses venideros se constituye Propulsión Humana Asociación, una iniciativa para ir creando una economía diferente que entra dentro de la cultura de la reparación, alejándose de la dictadura simplista y comodona del usar y tirar. Entre otros servicios, se dedican a la reparación de bicicletas a domicilio y al asesoramiento personalizado.

Durante estas fechas inicia su andadura el taller BICIARTE, otro de los talleres caseros que simpatizan con el taller social junto a la subdelegación de Torrejón, dos células tradicionales en el intercambio de piecerío bicicletero, un trato con mucho mimo para las bicis de familiares y compañer@s de ruta, sucediéndose también los cursillos de mecánica, arreglos de sistemas hidráulicos y suspensiones, restauraciones de bicis clásicas, pintura personalizada de cuadros y componentes...

En la primavera del 2013 se inicia la colaboración con el Club Ciclista Pedalada de Torrejón de Ardoz, reparando las bicicletas de l@s usuari@s que realizan rutas adaptadas cada fin de semana. Así mismo, se apuntan mecánicos alcalaínos para algunas salidas por diferentes parajes de la Comunidad de Madrid. El proyecto concluye en Mayo con otro evento deportivo: un circuito con varias bicicletas adaptadas en la Ciudad Deportiva Joaquín Blume.

Prosigue la actividad junto a usuarios con diversidad funcional con el proyecto de rehabilitación psicosocial a través del ciclismo urbano y naturaleza. Tras dos sesiones de establecimiento de pautas generales, dio comienzo en Alcalá una actividad que giró en torno a la integración y rehabilitación psicosocial de un grupo de personas con necesidades sociales especiales mediante la actividad saludable del ciclismo.

La primera fase del proyecto tuvo lugar hasta septiembre durante las mañanas de los martes, habiendo realizado itinerarios por muchos de los barrios y espacios naturales de la ciudad complutense. Con el paso de las semanas, l@s usuari@s de esta actividad comenzaron a adquirir los primeros conocimientos ciclomecánicos básicos formando parte del proceso de reparación y mantenimiento de sus propias bicis, siendo asesorados por los mecánicos del taller social durante estos meses.

Surge la diversidad de contenidos publicados con el blog AlcaláenBICI, que viene generando durante este último año información local, itinerarios ciclistas a poblaciones cercanas, o el mapa colaborativo de calles tranquilas para circular en bici.

Estas actividades con diferentes grupos de población, que tienen en común el uso de la bicicleta, contribuyen a visibilizar y mejorar su imagen en la ciudad, dejando patente la heterogeneidad en la accesibilidad y disfrute de este medio de desplazamiento no contaminante, que ha tenido y tiene mucho que decir en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad: el vehículo del futuro llegó hace tiempo...y es que hace medio siglo la bicicleta era de uso cotidiano, representando más de la mitad de vehículos en la población alcalaína.

La metodología a seguir pasa por la cooperación, el intercambio de motivaciones en materia de movilidad y la posibilidad de un espacio de participación ciudadana, de discusión, de convivencia que hagan posible un aporte a la mejora de la comunidad, continuando como un agente de cambio democratizador que presenta la bicicleta como medio de transporte, teniendo la capacidad de dar libertad de movimiento para sentirte adulto cuando eres niño, y cuando eres adulto te recuerda a la niñez en una sociedad envejecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario